Protegé tu casa con este cuelga. La Mano de Fátima o Hamsa* es traída de Marruecos. Cuentas de madera y borla de crochetina roja.

 Diseñamos este amuleto pensando en proteger tu casa de las malas energías! Es de diseño neutro, con lo cual va con todo tipo de decoración! :)

*El hamsa está presente en varias doctrinas orientales, como en el judaísmo, islamismo, y budismo, con sus significados propios de acuerdo a cada religión. El hamsa, o “mano de Mirian” término utilizado en el mundo de los judíos, aunque también conocido como “mano de Fátima” por los musulmanes, y por el budismo llamado “Abhaya Mundra”.

Como tal, es adoptado como un amuleto para la protección del mal de ojo, y de cualquier desgracia.

El símbolo de la “mano de hamsa” es caracterizado por representar el diseño de una mano derecha simétrica con cinco dedos: el dedo corazón en el centro, a sus lados el anular y el índice, un poco más cortos que el corazón e iguales entre sí, y en los extremos dos pulgares, del mismo tamaño y algo curvados hacia afuera.

Cuelga protector para la casa
$500,00
Cantidad
Cuelga protector para la casa $500,00

Protegé tu casa con este cuelga. La Mano de Fátima o Hamsa* es traída de Marruecos. Cuentas de madera y borla de crochetina roja.

 Diseñamos este amuleto pensando en proteger tu casa de las malas energías! Es de diseño neutro, con lo cual va con todo tipo de decoración! :)

*El hamsa está presente en varias doctrinas orientales, como en el judaísmo, islamismo, y budismo, con sus significados propios de acuerdo a cada religión. El hamsa, o “mano de Mirian” término utilizado en el mundo de los judíos, aunque también conocido como “mano de Fátima” por los musulmanes, y por el budismo llamado “Abhaya Mundra”.

Como tal, es adoptado como un amuleto para la protección del mal de ojo, y de cualquier desgracia.

El símbolo de la “mano de hamsa” es caracterizado por representar el diseño de una mano derecha simétrica con cinco dedos: el dedo corazón en el centro, a sus lados el anular y el índice, un poco más cortos que el corazón e iguales entre sí, y en los extremos dos pulgares, del mismo tamaño y algo curvados hacia afuera.